blog

mapas de palabras (pablo)

cada vez que trato de pensar me encuentro con la necesidad de escribir, no puedo pensar sin escribir, y cada vez que me pongo a escribir para pensar me encuentro con la necesidad de organizar los pensamientos, de clasificarlos y conectarlos con ideas afines, pensando sobre todo en que sea posible volver a trazar luego los razonamientos y las asociaciones, y cuando me encuentro con la necesidad de organizar los pensamientos me encuentro con la necesidad de organizar los soportes de esos pensamientos, de no mezclarlos, de no escribir todo en el mismo cuaderno, una cosa atrás de la otra, sino de diferenciar cuál es la finalidad de cada reflexión, de cada nota, cuándo va a ser necesario acceder a ellas de nuevo, para qué uso, y entonces cuando me encuentro con la necesidad de escribir para pensar empiezo a distribuir los pensamientos en hojas sueltas, hojas dobladas, hojas abiertas, post-its, afiches, el blog!, y, por supuesto, en el cuaderno, que intenta llevar un registro de lo que hicimos y ser un espacio para pensar las estrategias concretas sobre cómo seguir, ideas para los próximos ensayos, para que una vez puestas en el papel ya no necesite recordarlas, y pueda, si es necesario, al encontrarme con los otros cuerpos en el estudio, en el ensayo, para que pueda olvidarme de las estrategias y de las ideas, para que pueda dejarlas ir.

me resulta notable que la proliferación de soportes y papelitos no está necesariamente organizando mejor los pensamientos, pero está permitiendo la emergencia de sorpresas, el reencuentro con palabras e ideas que a veces, por accidente, se caen de entre las páginas de mi cuaderno.

Anuncios

para qué un blog? (pablo)

“tengo el deseo de utilizar post-its y de dibujar mapas – de recolectar mis pensamientos sin la preocupación de generar una concatenación lógica.
tal vez tiene que ver con el otro deseo, el de usar (una vez más) un blog para este proceso creativo.
tal vez son estrategias para dar espacio a la intuición.” (1-9-2014)

hace varios años comencé a utilizar blogs como parte de mis procesos creativos. con “Piece about disappearance” lo hice por última vez y desde hace unos dos años que no escribía un blog. recientemente, mientras empezaba a reflexionar sobre esta nueva obra, tratando de clarificar deseos, intenciones y fantasías, pero también estrategias y metodologías, tuve la sensación de que estaría bueno empezar un nuevo blog.

es el primero que escribo en español, y mientras escribo estos primeros posts, me siento un poco estúpido, o por lo menos que sueno un poco estúpido. veremos. seguramente el ‘tono’ se irá refinando con la práctica.

en general pienso al blog como una herramienta de trabajo – es un espacio donde escribir, como el cuaderno, y donde reflexionar, escribiendo. me gusta mucho pensar escribiendo. el blog es un espacio para seguir pensando el ensayo y la obra, con la ventaja de la distancia y del tiempo extra. es una manera de expandir el espacio de ensayo, de compartir el ‘cuaderno’ con el resto del grupo, de dialogar en otros tiempos, que el ensayo a veces no permite. la idea del blog es abrir un diálogo con tod@s l@s participant@s del proyecto: intérpretes, escenógrafa, vestuarista, músic@, product@r, dramaturg@… la idea no es prescribir quién o cómo debería usar el blog, sino habilitar la herramienta para quien la necesite y quiera usarla en el proceso creativo. nos permite compartir más información contextual, otras reflexiones que a veces no alcanzamos a conversar durante el ensayo en el estudio. y también otras referencias, permitirnos un poco más margen de dispersión. como coreógrafo, me permite arriesgarme a soltar un poco, dejar que los pensamientos y discurso sobre la obra se escapen un poco de mis manos.

el blog es, encima, un espacio público. además de un diálogo al interior del equipo de trabajo, la idea es compartir el proceso de trabajo con una audiencia (que quién sabe si llegará a ver o no los resultados de nuestro proceso). tal vez nos encontremos con otras resonancias. tal vez nos encontremos con nueva información.

por otro lado, tratando de arrancar con este blog ya me encontré con un problema: el proceso creativo empezó hace rato, y este blog necesita urgentemente una puesta al día. empecé a buscar entre mis notas materiales que valga la pena compartir, y se me hace difícil, esa sensación editorial que me fuerza a juzgar lo que escribí (ese proceso de pensamiento) y a sentir que traiciono un poco la libertad que el blog debería ofrecer(me) como espacio donde reflexionar-en-público… pero en fin, por algún lado hay que empezar, y los materiales sugieren algo tan simple como seguir la cronología del cuaderno, seleccionar algunas notas y compartirlas sin complicarse mucho más. eso sí, me pareció que estaba bien compartir una meta-reflexión primero, a modo de introducción, pensar la herramienta y presentarla antes de empezar a usarla. total, como es un blog, igual va a quedar al fondo de la pantalla, y lo más probable es que quien se interese por estos textos termine leyendo todo en orden inverso…